17 de agosto de 2006

Pura nostalgia

Apenas leí el blog de Pedro Montealegre donde aparece una foto de él y de Javier Bello en su paso por Valencia. A Bello lo he querido conocer desde hace tres años. En mi última visita a Chile estuve a punto de lograrlo pero una cruda infame me mal parió el día y tuve que pedirle disculpas por no verlo. Luego me encontré con un correo de la Montserrat Álvarez (a la cual tampoco conozco en persona pero llevamos una interesante epistolar), y me pregunté cuándo nos veremos en vivo. Recibí también un correo de un amigo del Perú donde me dice que estuvo con la Faesler cenando ayer en el Cuzco. Y después de todo me he quedado con una terrible sensación de nostalgia. Es que uno extraña a veces a personas que jamás ha visto (como a ciudades que jamás se ha ido pero que se han ido fabulando en la cabeza a través de las lecturas, de las postales orales de quien te cuenta de sus viajes) y más a aquellas con las cuales se han vivido situaciones profundas.

Y la nostalgia se ensancha, se apodera de uno cuando los recuerdos se agolpan y no ceden a la cotidianeidad, a este día a día con sus responsabilidades y quehaceres ordinarios. Recuerdo aquella frase de María Zambrano que decía, más menos, “patria no es la tierra donde se ha nacido sino donde se va dejando la mirada” y donde se van dejando los quereres, añadiría yo. Y así he dejado pedacería de alma en encuentros con amigos y amigas que extraño ver, que siento nostalgia de ellos.

Escribo esto para decirles a la de la Torre, al Gaspar, a la Pavón, al Germán, a la Montse, a la Faesler, al gran Cucu, al Héctor Hdez, al Llach, al Guillén, al Mills, al Herbert, al Timo, al Higa Taira, a la Roxana, al Bello, al Portillo, al Tarrab, al Solíz, al Cristián Gómez, al Julio Carrasco, al P. Ñol, que ya es tiempo de que nos volvamos a ver o que nos veamos por primera vez.

4 comentarios:

baudelaire3 dijo...

Bellísima Cerón: pero primero tienes que responder los mails. Yo tb. vi la foto del Javier y del Pedro y tb. me entró la nostalgia por una Valencia que no conozco. Dile please a Sergio Valero que sí, que sigo en Iowa City, donde tiene una casa que lo espera y botillerías abiertas y varios pool donde ir a practicar las artes del billar y conocer alguna Lucrecia. Besos, Cristián Gómez O.

Leticia Cortés dijo...

Rocío, paso a dejarte un millón de felicidades por la beca del FONCA, creo que sigo teniendo mal tu correo, se me regresan, a ver si luego me dejas uno de paso para no perder el contacto
leticia_cortes@hotmail.com
un beso enorme!

Pedro Montealegre dijo...

Eso también sucede por vivir lejos, y no tener suficientes euros como para decir, que me voy hoy a Chile, que me iré mañana a Argentina, o México, o a Usa. Aún no encuentro un trabajo fijo -hasta ahora me han pagado lavando platos- y mientras no termine de homologar mi título y el doctorado, estaremos así, con los cinturones apretados. Por eso la nostalgia. Te aviso, Cristián, que vamos a ver si resulta el complot, pero se ve difícil. Rocío ¿Irás a Chile al Poquita Fe? Yo no puedo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

DE PARTE DE CERÓN:
Cristián, me cae que a veces me sobresaturo de tantos correos y ya ni me acuerdo a quién sí le conteste y a quién no. Pero prometo contestar de ahora en adelante los correos en tiempo breve.

Leticia: Gracias por las felicitaciones, sé que tú eres tamién una feli$ becaria. Mi correo es rocio_ceron@yahoo.com, no sé cual tengas pero el neto, neto es este. De cualquier forma ya nos veremos de nuevo en las becas.

Pedro: Qué gozada la que se abran dado tú y el Bello. Aparte de que Valencia (me han dicho, por parte de un ex novio de madre valenciana) debe ser hermosa. Tendrás que venir a México algún día, acá tendrás casa, comida y buenos amigos. Lo de la plata es un problema... Pero espero ir al poquita fe (si consigo apoyo del estado), si no voy a estar en Madrid en noviembre (voy a lo de Latinale a Berlín y de ahí vuelo a España), sería buenísimo vernos allá.

Un abrazo a todos!