26 de septiembre de 2006

Él

La tensión heredada no es por la guerra que hace que desaparezca poco a poco el mundo, es la tensión con el hombre de al lado. Es el vecino, el prójimo, quien acude a la cita con el estallido y la furia. Lo imperdonable es que vivamos en conjunto y no podamos hacer nada para remediarlo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ratatai dice...
¿problemas de pareja????????

bellaco dijo...

Encontré este blog, a través de un link de Montealegre (poeta). Me interesa México por varias temas que van más allá de lo literario. Lo conocí por los Detectives Salvajes, y sigo ahí.
Saludos

eduardodegortari dijo...

me agradó mucho tu blog, ojalá pueda conseguir pronto tu último libro,y este último post me gustó mucho

Anónimo dijo...

Parte del chiste es el odio
parte del chiste es la envidia
parte del chiste es tu queja
parte del chiste es la letra
parte de todo son tus comentarios
parte de la masa eres tu
parte de la ezquina es tu grito
parte de todo es tu estupidez
parte de todo esto son las mañanas
parte de tu gusto las entrañas
parte de la sopa tu amor
parte de la sangre el odio
parte del surgimiento su tropel
parte de tu migraña poética, la sal
parte de este blogg, la nada
attes: Fausto Madrigal

Rocío Cerón dijo...

querido ratatai, nada, nada de asuntos de pareja. sólo la queja, el horror de que nunca puedes evitar a tu vecino, ese, el del apartamento de al lado, ese, justo a unos metros de ti, separados por un mísero muro de 15 céntimetros.

Anónimo dijo...

ratati dice:
Ese mi Frausto, ¿quién serás? Tienes aires de ardor

tierrablanca dijo...

Remediar el conjunto?? o remediar la tensión??

saludos hasta méxico!

Fausto dijo...

que quiere uno remediar?
buscar el problema el síntoma
el dolor
que es? en fin, no se puede saber
pero tu petición es de alguien que sólo ve las hojas sin las ramas el cielo las raíces y los deseos apegados a ésta. pides paz y no te dan?
charros
mejor leo una botella de nestlè